Embarazo

En ATIDOM sabemos que estás viviendo un hermoso momento, pero también sabemos que hay una mezcla de sentimientos de felicidad y miedo. Tu cuerpo se va a someter a una serie de cambios de los que debes ser consciente, ¡que no te pillen por sorpresa! Recibir buen cuidado antes, durante y después de tu embarazo puede ayudar a tu bebé a crecer y desarrollarse, y a mantenerlos a ambos saludables.

Asistentes de cuidados personales

Probablemente, hasta este momento del embarazo, usted haya estado realizando sus actividades normales en el trabajo y las tareas del hogar, haya pasado tiempo con su familia y amigos, y haya hecho ejercicio físico; pero de pronto, por diversas causas se encuentra con esta indicación médica: reposo absoluto.

El reposo durante el embarazo no es algo placentero, sin embargo, puede hacer que el tiempo que pase en la cama sea más llevadero y productivo.

En ATIDOM ponemos a su disposición el apoyo, compañía y experiencia de nuestras cuidadoras y técnicos de enfermería de nivel superior con mención en obstetricia y puericultura para asistirle en todo momento y aportar el conocimiento que se hace tan necesario en esta etapa llena de temores e incertidumbres.

Actividad Física

El ejercicio físico durante el embarazo es esencial para estar ágiles y activas. Además, la actividad física presenta beneficios tanto en el plano corporal como en el emocional: mejora la postura, la circulación, el sistema cardiorespiratorio, evita las várices, los dolores de cintura, el exceso de peso, etc.

Kinesiterapia

Durante el embarazo se producen una serie de modificaciones anatómicas, fisiológicas y mecánicas que pueden producir algunas alteraciones. Una de éstas es el dolor lumbar o lumbo-pélvico relacionado al embarazo. El dolor en esta zona podría alcanzar su mayor intensidad entre la semana 24 ó 36 de gestación, para luego ceder, después del parto.

También es muy frecuente presentar patologías como pubalgia, síndrome piramidal y sacroileítis.

Solicite su evaluación y tratamiento por nuestras kinesiólogas en la comodidad de su hogar.

**Las atenciones kinésicas son reembolsables según su plan de isapre.**

Drenaje linfático

 habitual que durante el embarazo sufra retención de líquidos, puede llegar a retener un litro diariamente, debido a modificaciones hormonales y fisiológicas las que generan un mal vaciamiento de los vasos linfáticos, lo que causa síntomas molestos como sensación de pesadez en el cuerpo, cansancio e hinchazón en los tobillos.

Realizar masajes o drenaje linfático mejora el retorno venoso en los miembros inferiores. Además, aporta un efecto antiestresante, sedante y relajante.

Tenemos un profesional para cada una de las necesidades de tu familia.

NECESITO EL SERVICIO

Tenemos un profesional para cada una de las necesidades de tu familia.

NECESITO EL SERVICIO